Los Jardines Vaticanos

La visita le llevará al corazón verde del Estado más pequeño del mundo. Un corazón más bien grande porque más de un tercio de las cuarenta y cuatro hectáreas que componen el pequeño Estado, está de hecho ocupado por estas zonas verdes. A lo largo de los siglos, a partir del siglo XIII y por obra de varios pontífices, estos jardines han sido cuidados y embellecidos, y hoy nos cuentan las historias que han vivido durante tantos siglos de Papado.

Los jardines del Vaticano son un encuentro especial entre naturaleza, arte y fe cristiana. La naturaleza cuidada con amor, las obras de numerosos artistas, arquitectos, constructores y la Fe, que les ha inspirado estas obras, se funden en un lugar único y armonioso.

Viale Vaticano, 00165 Roma RM

Precio

48,00 €

Duración

45 min.
Jardines en minibús y Museos, aproximadamente 3 horas

Descripción

Aquí podemos contemplar flores y plantas mediterráneas, especies exóticas importadas de continentes lejanos, prados verdes, árboles seculares, setos, e incluso un pequeño bosque.

Es una concentración única de estructuras arquitectónicas y artísticas: templetes, casitas, grutas, fuentes, torres, antiguos muros, estatuas, hallazgos arqueológicos. Obras que evocan episodios y lugares de Santos relacionados con la bimilenaria historia de la Iglesia. Los jardines son un oasis de paz discreto, donde los pontífices han buscado un refugio tranquilo en el que reflexionar y descansar. Este jardín, privado y secreto durante muchos siglos, se abre hoy a visitantes de todo el mundo.

Ventajas

  • Acceso garantizado previa reserva
  • Entrada preferente sin colas
  • Visita con audioguía de los Jardines Vaticanos
  • Visita libre de los Museos Vaticanos sin límite de tiempo
  • Servicio de asistencia por parte de nuestro personal
  • Reciba sus entradas a través de correo electrónico o con nuestra aplicación
  • Muestre las entradas en su smartphone

Qué incluye

  • Acceso con entrada preferente previa reserva de fecha y hora
  • Recepción en la oficina situada en las proximidades de la Plaza San Pedro
  • Acompañamiento por parte de nuestro personal hasta la entrada de los Museos Vaticanos
  • Recepción con personal especializado y presente en los Museos Vaticanos
  • Visita de los Jardines Vaticanos a bordo de un open minibús con audioguía multilingüe

Qué no incluye

  • Visita guiada por los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina
  • Audioguía en los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina

Información y recepción

Oficina en Piazza Pio XII, n. 9 (en las proximidades de la Plaza San Pedro)

Cómo llegar:

  • Metro: línea A, parada Ottaviano - San Pietro Musei Vaticani
  • Tranvía: 19, Piazza del Risorgimento más un tramo a pie (aproximadamente 10 minutos)
  • Autobús: la línea 40 o 64. Líneas 32, 81 o 982, Piazza del Risorgimento, final de línea (10 minutos a pie)
  • Open Bus Vatican&Rome: parada nº 1 o nº 16 (Piazza Pia, n. 4)

INFORMACIÓN DE SERVICIO

Es obligatorio reservar fecha y hora de la visita.

La visita está disponible todos los días, salvo los domingos y los festivos vaticanos, en los siguientes horarios:

del 02.01.2019 al 06.04.2019 a las 12:30

del 08.04.2018 al 31.10.2019 a las 11:00 y 12:00

Vea el mapa de los Jardines Vaticanos

FESTIVOS VATICANOS

Para ver la lista actualizada de los festivos vaticanos de cada año, haga clic aquì

PUNTO DE ENCUENTRO:

Presentarse con al menos 15 minutos de antelación al horario de reserva en nuestra oficina situada en Piazza Pio XII, 9

INDICACIONES ÚTILES

  • El autobús no está por el momento equipado con plataforma para sillas de ruedas
  • La visita de los Jardines Vaticanos no está permitida a menores de 6 años
  • No está permitido comer durante la visita • No está permitido fumar dentro del autobús
  • No está permitido el uso del palo extensible para hacerse selfies
  • No está permitido bajar del autobús durante la visita
  • No está permitido coger flores, plantas e hierbas aromáticas
  • A bordo del autobús es obligatorio el uso del cinturón de seguridad
  • En los Jardines Vaticanos se permite hacer fotografías solo para su uso privado
  • La visita se realizará incluso en caso de condiciones meteorológicas adversas
  • El itinerario de visita de los Jardines Vaticanos podrá ser objeto de variaciones por actividades no previstas de la Santa Sede o del Estado de la Ciudad del Vaticano.
  • La visita a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina incluye largos tramos a pie, por escaleras y pendientes, por tanto se recomienda llevar zapatos cómodos

Lugares de interés

En pleno corazón de los Jardines Vaticanos encontramos una fiel reproducción de la Gruta de Lourdes.

Es una donación ofrecida a León XIII en 1902 por el Obispo de la diócesis a la cual pertenece Lourdes.

El altar situado en el centro es el original, el que estuvo en la gruta de Lourdes durante cien largos años. En 1958 fue donado al Papa Juan XXIII.

leer más

Aquí los papas se recogen en plegaria y celebran la Santa Misa en determinados aniversarios marianos. Benedicto XVI se paraba a menudo a rezar aquí durante sus paseos.

En ocasiones especiales, grupos de fieles suben a la gruta de noche y centenares de flambeaux, las velas utilizadas en Lourdes en las magnas procesiones celebradas en la gran explanada del santuario, iluminan los paseos de los jardines vaticanos.

ocultar

La Villa Pía (o Casina de Pío IV)

La Casina de Pío IV es una joya de la arquitectura renacentista construida por Pirro Ligorio, arquitecto de jardines e ingeniero hidráulico, al cual se debe también la famosa Villa d’Este de Tívoli.

Algunos elegantes pabellones decorados con frescos, molduras y mosaicos, se reúnen en torno a un ninfeo central embellecido con fuentes adornadas con estatuas.

leer más

El agua que brota de las fuentes y la sombra de antiguos y multiseculares pinos, crean un lugar ideal para soportar el calor de los veranos romanos.

Hoy la Casina es sede de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la de Ciencias Sociales.

ocultar

La Fuente del Águila

Desde tiempos inmemoriales, Roma es la ciudad en la que el agua ha alegrado de muchas maneras la vida de sus habitantes. Los pontífices, en especial a partir del siglo XVI, han continuado ofreciendo agua a la ciudad como bien para la vida, pero también como alegría para la vista.

El poeta inglés Shelley escribió en su diario “Solo las fuentes ya justifican un viaje a Roma”.

Y en pleno Vaticano no podían faltar las fuentes, lugar de reposo del cuerpo y del alma, donde poder detenerse y meditar.

leer más

En esta fuente, el arquitecto holandés Giovanni Vasanzio, por encargo de Pablo V a comienzos del siglo XVII, recreó un ambiente especial: una serie de grutas sombrías cubiertas de musgo y plantas trepadoras. Pequeñas cascadas, tritones y dragones alados alimentan con sus chorros de agua el gran estanque central del cual emergen las cabezas de dos ninfas.

En lo alto, una gran águila preside la fuente. Dragones y águilas son los símbolos heráldicos de la familia Borghese, de la que procedía el papa Pablo V.

ocultar
48,00 €

Añada otras experiencias